Cómo identificar los peligros en el lugar de trabajo

Cómo identificar los peligros en el lugar de trabajo

La seguridad en el lugar de trabajo es algo que todos valoramos y debemos tomarnos en serio. Identificar los posibles peligros en el lugar de trabajo es el primer paso y el más importante para proteger tanto a los empleados como a las empresas de los riesgos para la seguridad y garantizar un lugar de trabajo seguro y saludable.

Todo el mundo, desde los propietarios de pequeñas empresas hasta los grandes empresarios, debe saber cómo identificar los peligros laborales en su lugar de trabajo y poner en marcha las medidas necesarias para reducir y eliminar esos riesgos.

¿QUÉ SON LOS PELIGROS LABORALES?

Los peligros laborales son riesgos potenciales que pueden provocar daños físicos o materiales. Estos riesgos pueden ir desde lesiones leves a enfermedades graves e incluso muertes. Algunos peligros habituales en el lugar de trabajo son resbalones, tropiezos y caídas; materiales y sustancias peligrosos; maquinaria, herramientas y equipos; ruido; violencia; estrés ergonómico, etc.

IDENTIFICACIÓN DE LOS PELIGROS EN EL LUGAR DE TRABAJO

Para identificar los peligros en el lugar de trabajo, los empresarios deben adoptar un enfoque metódico. El proceso de identificación de los riesgos laborales incluye:

1. Analizar la actividad: En primer lugar, los empresarios deben analizar la actividad que tiene lugar en el lugar de trabajo. Esto implica conocer los tipos de tareas que se realizan y los riesgos asociados a dichas tareas. También implica estar al tanto de cualquier cambio que se produzca y que pueda aumentar o crear nuevos riesgos. Se trata de analizar lo qué supone cualquier mínimo cambio en la forma de trabajar.

2. Evaluar el entorno: Una vez que los empresarios conocen mejor las actividades que se realizan en el lugar de trabajo, deben evaluar el entorno para identificar cualquier peligro o riesgo potencial. Esto incluye examinar el entorno físico, los procesos y procedimientos existentes y la capacidad de los trabajadores para controlar su entorno.

3. Identificación de riesgos: Una vez controladas las actividades y el entorno, de trabajo es el momento de identificar los riesgos potenciales. Esto implica examinar las posibles causas de accidentes, lesiones u otros incidentes de salud y seguridad en el lugar de trabajo. También implica considerar qué controles pueden ser necesarios para reducir o eliminar esos riesgos. Posibles riesgos laborales:

  • Riesgos mecánicos: Peligro de arrastre, atrapamiento, de impacto, perforación o punzonamiento, fricción o de abrasión.
  • Riesgos biológicos: posible exposición a microorganismos que puedan dar lugar a enfermedades durante la actividad laboral.
  • Riesgos físicos: Los más frecuentes: ruido, vibración, radiación, temperatura y humedad.
  • Riesgos ergonómicos: Postura, condiciones ambientales y aspectos psicosociales.
  • Riesgos químicos: Inflamables, Explosivos, Combustión, Corrosivos, Irritantes, Tóxicos y Radiactivos…
  • Riesgos psicosociales: El estrés laboral, conflictos laborales, acoso laboral, violencia en el lugar de trabajo, discriminación laboral, falta de apoyo, La sobrecarga / horario excesivo.
  • Riesgos ambientales: Agentes biológicos, químicos o físicos, calidad ambiental, riesgo eléctrico o ergonómico o incluso desastres naturales.

4. Tomar medidas: Una vez que los empresarios han identificado los riesgos en su lugar de trabajo, deben desarrollar y poner en marcha un plan de acción para reducir y eliminar esos peligros. Esto debe incluir formas de evitar que se produzcan los riesgos, formas de reducir la gravedad de los riesgos y formas de responder a los riesgos en caso de que se produzcan. Es importante designar un responsable y realizar revisiones periódicas para asegurarse de que las medidas son efectivas, más aún, si se produce un accidente, momento en el que hay que determinar lo que ha fallado y las medidas a añadir o modificar. En este punto los Equipos de Protección Individual son fundamentales. En nuestro caso un calzado de trabajo o de seguridad es una parte imprescindible en gran cantidad de actividades laborales. Factores como suela antideslizante, punteras de protección a ser posible no metálicas para asegurar ligereza y protección, plantillas antiperforación, transpiración, resistencia a la abrasión y a cargas eléctricas son aspectos a tener en cuenta en el calzado laboral. Hay un calzado adecuado para cada profesión.

CONCLUSIÓN

Identificar los riesgos en el lugar de trabajo es una parte vital de la creación de un entorno de trabajo seguro y saludable. Adoptando un enfoque metódico para evaluar el lugar de trabajo, los empresarios pueden asegurarse de que han identificado todos los riesgos potenciales y han adoptado las medidas necesarias para reducirlos y eliminarlos. Hacerlo puede ayudar a proteger tanto a los empleados como a las empresas.